¡Qué colorida tenemos la huerta ya!

Anuncios

Crónica de la II Feria del tomate feo

Entrega premio II Feria del tomate feo

Un entorno natural privilegiado en el horizonte. Con la tranquilidad propia de un domingo, pero con la resaca de la agitada visita de Chicote, Casa Maty tenía todo preparado para su II Feria del tomate feo.

Los primeros hortelanos comenzaban a venir al mediodía, desde Enguídanos. Lógicamente, no venían solos, pues trajeron consigo varios tomate-pimiento, de la variedad pitón volcánico, ideales para embotar y hacer la clásica conserva, perpetuando así una consolidada tradición.

El resto de participantes que se fueron acercando hasta Casa Maty eran hortelanos y hortelanas de la zona: de la Huerta de la Ballena del Huécar, Cañamares y, por supuesto, de los huertos (e)comunes de la Asociación Cultural Casa Maty.

 

La lluvia también se fue convirtiendo en protagonista de la Feria, pero cuando pasó a un segundo plano, los tomates pasaron a ocupar el papel principal de la tarde.

Ocho tomates fueron los que se dieron cita en el concurso bajo diferentes nombres: Culero, Siamés, Protuberante, Costillador, Bigotes, Tomating, Pitón volcánico y Algarabía.

Protuberante, un tomate singular, de la variedad local Los Cárceles de Villamalea, con unas prominencias extrañas y originales, fue el ganador del II Concurso de tomate feo de Casa Maty. Una vez entregados los premios, se dieron una botella de vino bio-dinámico y una mermelada de tomate, producida en la Asociación.

 

Paralelamente hubo una pequeña exposición de tomates de variedades locales, por parte de la Asociación:

Exhibición muestra de tomates

 

  • Moruno bicolor de Cañamares
  • Tamayo del Valle del Cabriel
  • Rosado de Huete
  • Moruno de Sotos
  • De penjar de Mallorca
  • Rosado de Cuenca
  • Pico de Andes
  • Monje hembra de Tarragona
  • Moruno de Villalpardo
  • Rosado de Palomera
  • Verde espantapastores de Buenache de la Sierra

 

Posteriormente se partieron los tomates y se procedió al inicio de la cata, en la que se diferenciaron y disfrutaron los sabores que ofrecían todas las variedades que fueron llegando hasta Casa Maty.

El gran concierto a cargo de Noisucrep, grupo de percusión, fue el que tomó el relevo y ofreció después un taller para los/as asistentes, que trajeron sus instrumentos de percusión y participaron en el mismo, que se prolongó hasta bien entrada la noche, cerrando así la II Feria del tomate feo de Casa Maty.

Concierto Noisucrep

La Asociación Cultural Casa Maty quiere agradecer a la gente de Noisucrep su asistencia y participación, así como a los hortelanos/as y asistentes por fotografiar y completar el amplio abanico de tomates que fueron protagonistas en la II Feria del tomate feo de Casa Maty.